dachshund, puppy, pet-1519374.jpg

Motivos por el cual un niño debería crecer con la compañía de una mascota

(Foto sacada de internet)

Poder crecer con una mascota es un privilegio, gozar de su compañía desde pequeño y convertirse en grandes amigos es sin duda maravilloso, no solo porque puedes compartir con una mascota muchas cosas, sino que además las mascotas se convertirán en un fiel amigo y te cuidará, asimismo puede proporcionar también una serie de beneficios a nivel emocional y de desarrollo personal para el niño. Por ello, incluir en la familia a un perrito como un miembro más, será sin lugar a dudas el inicio de una gran amistad especial, eso sí, siempre con mucha responsabilidad, ya que una mascota requiere de muchos cuidados. Los niños y las mascotas suelen tener una conexión única y se crea una relación fuerte, la misma que conlleva a aprender ciertas cosas que mostraremos a continuación.

Un niño más responsable

Esta claro que tener una mascota es una gran responsabilidad, ya que no se trata solo de jugar con tu perrito, sino de hacerse responsable de lo que necesite. Un niño es capas de encargarse de darle de comer, ponerle agua o sacarlo a pasear, entre otras cosas. Darle responsabilidades a un niño lo ayudará mucho en su desarrollo y sobre todo lo hará más responsable.

Dependiendo de la edad del niño las responsabilidades que se le asignen podrán variar, pero por más pequeña que sea es importante que entienda de la importancia de que se comprometa a hacerlo, ya que es un ser vivo el cual tiene a su cuidado, y que, además, es un miembro más de la familia. Es importante que los padres desde un inicio les enseñen y expliquen los motivos por el cual hay que cuidar de la mascota y conforme el niño va creciendo las responsabilidades también, siempre con la supervisión de un adulto si fuera necesario.

Foto sacada de internet

Mayor actividad física

Los perros necesitan salir de casa para pasear y realizar distintas actividades en casa, esto implica que alguien los acompañe y quien mejor que un niño, además de un adulto a cargo, para que salga a jugar y correr con su mascota. Los niños se acostumbrarán a ir al parque a dar una vuelta, correr, saltar y jugar al aire libre, alejándose por un momento de los video juegos, televisión, entre otros. Los niños verán con naturalidad hacer actividad física, algo sumamente importante en tiempos donde la tecnología se ha apoderado de niños y adolescentes. Crecer con animales está asociado también a tener un mayor contacto con la naturaleza, lo cual ayudará a reducir el estrés generado en estos tiempos en muchos niños, así como controlar la ira.

Desarrollo emocional

Al ser tratada la mascota como un miembro más de la familia, los niños de casa irán descubriendo y comprenderán el significado del respeto, algo que con el tiempo influirá favorablemente en sus relaciones. Asimismo, se desarrolla un apego sano, ya que como hemos mencionado anteriormente el animal necesita de ciertos cuidados y el niño podrá entender con la práctica lo qué es la responsabilidad y qué acciones se relacionan a ella. Aquellos niños que tienen el privilegio de poder crecer en compañía de una mascota, podrán desarrollar habilidades emocionales con mayor facilidad, tales como la empatía, respeto y valorarán la compañía, sabrán la importancia de expresar cariño y cuidar de lo que amas.

Foto sacada de internet

Síguenos en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *